Ama tu prójimo como a ti mismo, Amor, Amor unos a los otros, convivencia, Dios, No todo está perdido, Uncategorized

Es una de las cosas más difíciles que una persona puede dejar de hacer; claro a excepción de personas que por naturaleza no puedan hablar.   Todos queremos hablar y hablar y cuando escuchamos estamos pendiente a tener la menor oportunidad de hablar para expresar nuestros puntos de vista, nuestras vivencias, lo que creemos.   Gracias a Dios con el transcurso de los años he aprendido a callar y muchas veces ni cuando preguntan contesto; y debo confesar que me ha costado mucho aprender lo que hasta hoy aprendí. Pero con los años se aprende que mucha gente habla alrededor nuestro para bien, pero también está el que parece querer bien pero lo que hacen es lastimar  el tronco de nuestro ser para algún día vernos caer como a un árbol al cual cortan. Muchas veces estas personas ni concientemente lo hacen, sino que son deseos en su subconsciente que no pueden llamar por su nombre pero bien que disfrutan de los tropiezos que tengamos.        Los motivos de esta clase de gente para tales cosas pueden ser muchos pero algunos ejemplos pueden ser envidia, falta de reconocimiento, anhelos reprimidos, creerse superior a los demás a cuesta de cualquier cosa… en fin, pueden ser muchas las razones.  Así que tomando lo positivo que podamos adquirir de personas que no tienen cuidado de lo que sale de su boca es precisamente aprender nosotros a cuidar nuestro hablar para no herir, no atropellar, no destruir sueños o planes de las demás personas.  Nadie sabe con certeza que ha vivido o vive la otra parte; siendo así debemos ser más cuidadosos cuando nos expresamos.

Cuando hablamos…

Minientrada
Madres que oran, No todo está perdido, Nueva Vida, Todo se lo debo a Dios

18 de marzo de 2015

Transcurría nuestra conversación amenamente el domingo pasado cuando entra el tema de los retos  que afrontamos a diario en el mundo.

Me dice mi hijo: “mami he estado orando mucho por eso para cuando regresé pueda hacerle frente a las amistades y todas las cosas que hacen que no son de Dios. Mami hay que orar y ayunar más”

Cada día escuchar a Carlitos hablando de esta forma lo que hace es darme mayor testimonio del Poder del Señor. Quedo como Job en el cápitulo 42:5 “De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven.”

Le contesté a mi hijo: “Así es hijo, en la Palabra de Dios está todo anunciado y dice que seremos probados como el oro en el fuego. Por eso tienes que ser fuerte y valiente para pararte de frente, sin miedo, y llamar las cosas malas malas y las cosas buenas buenas. ”

Añadí:  “Hijo cuando vayas por el mundo el enemigo ya sabe que buscas de Jesús y te verá como un blanco donde disparar sus dardos venenosos para hacerte resbalar tentándote con aquello sabe son puntos débiles que tenemos.  Estoy orando mucho para que Dios forme en ti Su mismo carácter y dominio propio para que le hagas frente como guerrero valiente de Dios.”

Mi hijo me interrumpe y me dice: “Dios está pasa’o (como decimos los puertorriqueños a la palabra pasado, queriendo decir que Dios dá más de lo esperado). Sobre todo eso que me hablas he estado hablando con Dios y en las Iglesias gente que nunca me ha visto se me han acercado con Palabra de Dios con el mismo tema.”

Continuó con lo siguiente, lo cual fue para mi mejor que recibir mi mayor grado profesional, mi mejor regalo, mi mejor todo fue esto.

“Mami tenía miedo al principio por la responsabilidad que esto conlleva, pero el miércoles 18 de marzo mientras oraba y ayunaba acepté a Jesús como mi Señor y Salvador”

Carlitos acepta al Señor e 18 de marzo 2015Sin palabras quedó mamá ante la misma Presencia de Dios que había en aquel lugar.  Resultó que mis oraciones comenzaron a ser respondidas pero con cosas mejores de las que pedí al Señor que todo lo puede.

Pero me tenía que componer rápidamente, con la ayuda de Dios me fundí en un abrazo con Carlitos. Ese día acababa de salir en la Iglesia en  que persevero y ahora me preparaba con esta gran noticia para comenzar otro culto de adoración al Señor junto a mi hijo. En este culto mi hijo volvió a tomar parte proclamando la Palabra Poderosa de Dios y dando testimonio de lo que Dios está hacienda en su vida.

Toda la Gloria y Honra a nuestro Señor Jesucristo!

No está demás decir que mamá esta con su alma danzando y con un gozo que sólo Dios lo da.

Sí tienes hijos,nietos, jóvenes en la familia y le sirven al Señor dale primero gracias a Dios y luego sigue orando, no los sueltes de tus oraciones ni un instante y apoyalos celebrando su pasos en su vida con Jesucristo.

“Su señor le dijo: Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor.” Meteo 25:21

Esto  no lo puede hacer ningún hombre sobre la faz de la  tierra; esto sólo lo provoca el Espíritu de Dios.

Estándar
No todo está perdido, Zona de milagros

Caminando sobre un milagro

El día de despedida de año lo hice en la Iglesia, donde otras veces lo hice y la verdad que ninguna de las fiestas donde he participado se le compara al de estar en congregación recibiendo un año nuevo ante la Presencia de Dios que desciende cuando le alabas con el corazón.  Recuerdo que despedía ese año todavía sin respuestas a una gran petición que le tenía y sigo teniendo al Señor.

Pero cuando yo ni nadie lo imaginábamos,   ni habían señales en nuestras vidas de que algo radical iba a ocurrir comenzó a pasar ante mis ojos lo que tanto anhelé.

Confieso que cuando recibí una llamada teléfonica de mi hijo diciéndome que regresaba a casa y aceptaba la ayuda que le ofrecía mi alma tembló. Tuve que pedir perdón varias veces a Dios porque dude como humana porque mi hijo llevaba mucho tiempo  diciendo que iba a hacer muchas cosas y no hacía nada.

Así el martes 27 de enero de 2015 mi hijo llegó a casa y pasamos dos días como cuando él tenía 5 a 8 años de edad. Mamá cocinaba, compartíamos, veíamos películas juntos… Hasta que el día 29 de enero de 2015 mi fe fue puesta en prueba inmensamente cuando solté a mi hijjo en “Nueva Vida”.

Ese día le heché la bendición como siempre a mi amado hijo y cuando conducía el vehículo de regreso a casa mis lágrimas no cesaban, pero mis oraciones a Dios tampoco. Mi confianza completa en el Señor!

Sabía perfectamente  las reglas de esta etapa donde Dios nos introducía. Sólamente lo podía visitar los domingos y así fue que el primer domingo que lo visité empecé a ver lo que Dios estaba haciendo con mi hijo. A sólo tres días de separarnos voluntariamente Dios ya se dejaba ver a través de la paz y la tranquilidad con que mi hijo me recibió.

Así cambiaron nuestros domingos, tenemos una cita todos los domingos donde Dios a través del testimonio de mi hijo ha logrado que su papá aparezca en escena después de muchos años sin verlo, que papi, mami, mi hermano y esposa participen de un culto de alabanza al Señor, todos juntos como debe ser en cada familia. Y todo por gracia del Señor!

Mi hijo y yo Marzo 2015

Cada domingo veo como Dios ha hecho de mi hijo un varón suyo. El primer domingo que Dios me dio todavía aún una  más grande sorpresa fue cuando mi hijo Carlitos fue parte del culto  leyendo la Palabra de Dios y dando testimonio de como Dios  lo cuido mientras estuvo por el mundo andando sin buscarle.

Pero la semilla que a mi hijo se le sembró de niño ha brotado. Cada domingo veo a mi hijo hablando con  madurez pero incluyendo a Dios en todo lo que hace y planea.

Como madre puedo decir que Dios no deja oración en el olvido.  Dios actuó en su momento, no cuando yo quizé pues tanto Carlitos como yo teníamos que aprender algunas lecciones antes de Dios llevarnos a este nivel.

Esperamos la orden de Dios para saber cuando termina este cápitulo y mi hijo regresé al mundo cotidiano, pero esta vez con Dios dirigiendo sus pasos y siendo su Norte.

El Dios de los Milagros lo hizo una vez más!  A Dios toda la Gloria y Honra!

Estándar
No todo está perdido

El domingo pasado mi hijo me leyó a mi, no yo a él un versículo de la Biblia. El mismo se encuentra en Eclesiastés 11:9-10 “Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas las cosas te juzgará Dios. Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.” El que conece la historia de mi hijo sabe el milagro que está ocurriendo, tu que me lees no dejes de perseverar en oración a nuestro Padre Celestial en el Nombre de su Hijo Jesús, tal como El mismo nos dejo instrucciones para orar. Bloquea voces que dicen que la juventud está perdida. Más bien, declara victoria sobre tus hijos, tus nietos y toda tu casa. Mientras demos la buena batalla modelando a Jesús. No todo está perdido; Dios te lo devuelve y mejor que como lo tenías antes.

IMG_2241

No todo está perdido

Minientrada