Uncategorized

La Paz Perfecta 

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera en una pintura dibujar la paz perfecta.  El rey observó y admiró todas las pinturas, pero solo hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas. La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban uñas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta. La segunda pintura también tenía montañas pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua. Todo esto no se revelaba para nada pacifico. Pero cuando el rey observó cuidadosamente, miró tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido… Paz perfecta… el pueblo entero se preguntaba, qué cuadro elegiría el rey?  El sabio rey escogió la segunda, y explicó a la gente el por qué…  “Porque”, explicaba el rey, “Paz no signica estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de La Paz.”  Y tú… ya has encontrado la verdadera paz del corazón?…​

Estándar
Uncategorized

¡Resplandece! #NotasdelPastorMJ #Ameccda

Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Isaías 60:1 – Resplandece por Pastor MJ,

Blog Palabras del Corazón de nuestros Pastores inspiradas por Dios

Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Isaías 60:1

La Biblia nos enseña que tenemos que levantarnos y resplandecer. Pero no resplandecemos con nuestra luz propia, no resplandecemos para cobrar visibilidad propia. Resplandecemos con la luz que nos ha nacido desde el cielo, la luz de Dios sobre nosotros. Y esto lo hacemos para dar a conocer a Cristo.

¿Cómo es que funciona eso de resplandecer? La Biblia misma nos brinda pistas de lo que eso significa. De las primeras veces que se utiliza en la Biblia el término que se traduce originalmente como “resplandecer” es en el relato del pueblo de Israel en el desierto. En Éxodo 13:21 se explica que cuando el pueblo caminaba, de día, el Señor los acompañaba en una columna de nube, para señalarles el camino; y de noche, en una columna de fuego, para alumbrarlos…

Ver la entrada original 197 palabras más

Estándar