Uncategorized

Los comienzos 

Todos los días son una nueva oportunidad. Tan cierto como que respiramos, Dios nos concede la nueva oportunidad para hacer las cosas mejor que ayer.

Al comenzar el día, antes de salir de donde dormiste, propongamos como meta hacer feliz a nuestros semejantes. Hay mucha gente allá afuera necesitando una sonrisa, un abrazo, una palabra de aliento para continuar.

Recordemos que hoy podemos ser de ayuda a alguien, quizás mañana seamos nosotros los que necesitemos a alguien con esa disposición.

Ruego a Dios nos llene con Su Santa Presencia para ser cada día más semejantes a Jesucristo. Buscar parecernos al Señor equivale a dejarlo que trabaje en nuestras vidas convirtiéndonos en mejores personas.

Te invito a que lo intentes hoy dejando al Señor ser nuestro Norte.

Bonito y Bedecido día!

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s